ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

La oposición es el próximo objetivo del control social del chavismo

La oposición es el próximo objetivo del control social del chavismo

Dec 26, 2017

El control social que el régimen de Nicolás Maduro ejerce a través de la entrega de alimentos subsidiados y el llamado Carnet de la Patria se orienta ahora a los ciudadanos que se definen como independientes y opositores.

Los resultados de la votación para escoger gobernadores celebrada en octubre y los recientes comicios de alcaldes son una muestra de cómo con la entrega de bolsas y cajas de comida a través de los Comité Local de Abastecimiento y Producción de su zona de residencia (Clap) el chavismo ha logrado condicionar, al menos, a 14,4% de los ciudadanos (4,4 millones de personas) cuya única vía de acceso a alimentos se hace a través del Carnet de la Patria, requisito indispensable impuesto por el chavismo a sus militantes para votar en algunas zonas del país o para realizar trámites como la solicitud de la pensión de vejez.

This slideshow requires JavaScript.

Según un estudio realizado por la firma More Consulting entre los 4,4 millones de ciudadanos que declaran que la única forma de alimentarse que tienen son las bolsas o cajas Clap el 58% se auto definen como chavistas, mientras 78% consideran como positiva la gestión de Maduro. De este grupo 7 de cada 10 votaron en las elecciones para escoger gobernadores y 85% de los que votaron aseguran haberlo hecho por el PSUV.
Luis Vidal, director de More Consulting, advierte que después de los condicionamientos logrados en la votación de gobernadores y alcaldes en este sector de la población el nuevo objetivo del control social serán las poblaciones vulnerables compuestas por ciudadanos pro-oposición e independientes, que son las que aún no dependen sistemáticamente los beneficios de los Clap.
Los opositores tienen mas problemas para comer Los estudios de More Consulting indican que 61% de los venezolanos aseguran comer tres veces al día. 73% de quienes se dicen chavistas se encuentran en este grupo y la mayoría son beneficiarios de los programas de cajas y bolsas Clap. Por el contrario, solo 54% de quienes se dicen opositores aseguran que logran comer tres veces al día.
Entre la población que reconoce solo poder comer 2 veces al días se encuentran 40% de quienes adversan abiertamente a Maduro y 30% de los ciudadanos que se dicen independientes.
De hecho, Vidal advierte que el grupo de personas que dicen comer tres veces al día creció casi en 20 puntos porcentuales en el último año. En agosto de 2016 apenas 41% de los venezolanos aseguraba poder realizar tres comidas diariamente. El incremento de este grupo se asocia casi exclusivamente al programa de los Clap, que en las zonas más pobres del país condiciona el acceso a los alimentos a la lealtad electoral revolucionaria (a través del monitoreo por medio del Carnet de la Patria o la verificación del comprobante de voto de los ciudadanos).
Los Clap para la oposición Si se analiza la penetración de los Clap por autodefinición política se encuentra que 83% de quienes se definen como chavistas consideran que la entrega de bolsas y cajas de comida son la única forma de conseguir alimentos (28,3%) ó constituyen una vía muy importante para la alimentación de sus hogares (55.4%).
Entre los independientes la situación es distinta: 14% dice que los Clap son la única forma de comer que tienen y 20% dice que son la principal vía para acceder a los alimentos.
Por otra parte, apenas 4,4% de los opositores reconocen que los Clap son la única vía que tienen para comer mientras 12% sostienen que la entrega de alimentos subsidiados son un complemento muy importante para la alimentación de sus hogares. No obstante, este grupo (16,4% de quienes se dicen opositores) reconocen mayoritariamente en los estudios que, aunque adversan al gobierno de Maduro, en los últimos comicios decidieron votar por el Psuv para evitar represalias que puedan quitarle el acceso a los Clap.
No votan, por ahora Entre los ciudadanos que consideran a los Clap como un “complemento insignificante” para la alimentación de sus hogares se encuentran 57% de quienes se dicen opositores y 35,6% de quienes se dicen independientes, además de 6% de los chavistas.
En total, el grupo que no considera relevante a los Clap representa apenas a 30% de la población. No obstante, si se hace un cruce de variables se puede concluir que de este grupo al menos un tercio apenas puede comer dos veces por día, convirtiéndolos en las personas mas vulnerables a la próxima etapa del control social del chavismo, ya que por necesidad podrían llegar a migrar a los grupos que consideran indispensables a los Clap.
Si se hace una radiografía del grupo de venezolanos que consideran que los Clap son insignificantes para la alimentación de su hogar se encuentra que 57% se definen como opositores, mientras 79% valora negativamente el desempeño de Maduro por el bienestar del país.
No obstante, 52% de quienes se encuentran en este grupo no votó en los comicios para escoger gobernadores celebrados en el mes de octubre y 43,8% decía que no estaba dispuesto a participar en los comicios para alcalde.
Entre este grupo de ciudadanos (aproximadamente 9,3 millones de personas) 53% dice comer tres veces al día y 35% reconoce que se alimentan solo 2 veces cada día, mientras 97% sostiene que el Carnet de la Patria no le ha dado ningún beneficio económico, ni social.
No obstante, More Consulting advierte que si el chavismo avanza en su estrategia de control social en este segmento, abiertamente opositor, pudiese comenzar a condicionar su participación y su voto para empezar a recibir alimentos, especialmente entre el 35% que en este momento reconoce poder comer solo 2 veces al día.
468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: