ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

Circunscripciones potencian al voto chavista para el 16 de diciembre

Circunscripciones potencian al voto chavista para el 16 de diciembre

Oct 21, 2012

7 de junio de 2012. La dinámica electoral presidencial llevó a un segundo plano el impacto de la decisión de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) de modificar todas las circunscripciones de votación para las elecciones regionales del 16 de diciembre.
En las elecciones parlamentarias del año 2010 las distorsiones creadas por la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) le valieron al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y a sus aliados electorales la mayoría de las curules de la Asamblea Nacional, a pesar de sólo obtener 48% de los votos válidos.
Esto fue posible porque -según demostraron los análisis numéricos posteriores- la Lopre irrespeta el concepto de representación proporcional que garantizan los artículo 63 y 293 de la Constitución Nacional a la vez que potencia la práctica electoral llamada “Gerrymandering”, que consiste en redistribuir los límites de las circunscripciones electorales -en función de resultados electorales previos- para favorecer a una tendencia política.
Para las elecciones regionales del 16 de diciembre el CNE modificó todas las circunscripciones de votación que se utilizaron en los comicios regionales celebrados en el año 2008, creando 133 circunscripciones, 63 de ellas plurinominales, esto significa que tienen más de un candidato nominal.
Como ocurrió en 2010 la distribución de las circunscripciones de votación acentúa los desequilibrios poblaciones entre las circunscripciones (ver infografía anexa del municipio Maracaibo en el estado Zulia) al tiempo que sobre representa al bloque político que obtenga la mayoría de los votos.
El caso del municipio Maracaibo, en el cual no se construyen circunscripciones poblacionalmente equilibradas, sino circuitos desequilibrados que podrían atribuirse a algún sesgo político, se repite en el caso de los municipios Giradot (estado Aragua), Valencia (Carabobo) e Iribarren (Lara).
En esencia, la sobrerepresentanción del bloque mayoritario no diferencia entre chavismo y oposición, solo otorga mas curules a la fuerza política que obtenga, aunque sea, un voto más que las otra.
Si se utilizan como referencia los resultados capitalizados por el bloque de partidos de oposición y del chavismo en las elecciones parlamentarias de 2010 y se emplean para proyectar los resultados de las elecciones del 16 de diciembre en los referente a la composición de los consejos legislativos de los estados se obtiene que, con 47% de los votos en el ámbito nacional, los partidos de oposición obtendrían 97 curules en los legislativos (ver infografía anexa), mientras el chavismo, con 48% de los votos, capitalizaría 140 curules, lo que equivale a 59% de los cargos disponibles en los 23 parlamentos regionales.
Esta distribución de cargos se hace asumiendo que en las 63 circunscripciones plurinominales no existe posibilidad de voto cruzado; es decir, si lo electores tienen que elegir dos candidatos nominales, se descarta la posibilidad que un voto sea para el chavismo y el otro voto se otorgue a la oposición.
Aunque en el ámbito nacional el principal favorecido por la aplicación de la Lopre y la redistribución de las circunscripciones es el chavismo, en algunos estados -como ocurrió en el año 2010- la ley favorece abiertamente a los candidatos de la oposición.
Este es el caso de los estados Anzoátegui, Amazonas, Lara, Miranda, Táchira y Zulia. Si el 16 de diciembre se mantienen las tendencias de votación de las elecciones parlamentarias, la oposición garantizaría el control mayoritario de los consejos legislativos de estos seis estados. En el caso del chavismo, la redistribución de las circunscripciones potencia su votación en los estados Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Cojedes, Falcón, Guárico, Mérida, Monagas, Portuguesa, Sucre, Trujillo y Vargas.

Descalabro opositor 
Si para las elecciones regionales se mantienen las tendencias de votación registradas el 7 de octubre, la oposición solo lograría ganar 58 curules en los 23 parlamentos regionales. Solo en Táchira lograría la mayoría en el consejo legislativo, mientras en los otros 22 parlamentos regionales quedaría en una minoría evidente; al extremo que en 12 estados la oposición solo tendría un representante ante el consejo legislativo. Esta situación se presentaría en Amazonas, Apure, Barinas, Cojedes, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Monagas, Portuguesa, Sucre, Trujillo y Vargas.

Cambios legales 
Los técnicos de la Junta Nacional Electoral (JNE) consultados sobre el cambio en las 133 circunscripciones de votación sostienen que la modificación es legal y que es imposible hablar de desequilibrio poblacional. Recuerdan, por ejemplo, que el rediseño de las circunscripciones de votación utilizadas en el año 2008 era un mandato que debía cumplir el CNE a partir de los cambios que introdujo la Lopre -aprobada por en el Parlamento en 2009 con el voto del Psuv y el Partido Comunista- en la cantidad de diputados lista que deben escogerse en cada entidad.


Chavismo tiene garantizado control en 12 estados
En 12 estados dos resultados distintos (parlamentarias 2010 y presidencial 2012) producirían una distribución similar de las curules en los consejos legislativos: mayoría absoluta del chavismo. 
Las circunscripciones de votación aprobadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el 16 de diciembre y el efecto de sobre representación de las mayorías consagrado en la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) provocan que en 12 entidades para el chavismo sea igual mantener la votación del 7 de octubre o retrocer a la de 2010. 
La composición de los consejos legislativos de los estados Amazonas, Apure, Barinas, Bolívar, Cojedes, Delta Amacuro, Guárico, Monagas, Portuguesa, Trujillo, Yaracuy y Vargas está condicionada directamente por la Lopre y las circunscripciones de votación. 
Independientemente que la alianza oficial de partidos obtenga votos similares a los registrados en el año 2010 (equilibrio entre los bloques políticos) o la última elección presidencial (mayoría abrumadora para el chavismo) el control de los parlamentos regionales le está garantizado al no respetarse en la Lopre los artículos 63 y 293 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en los cuales se plasma la representación proporcional (ver infografía anexa) 
En otros estados sí existe una variación evidente en la distribución de los coutas de poder regionales en caso que el 16 de diciembre se registren tendencias de votación similares a las reportadas en los comicios parlamentarios de 2010 o en la reciente elección presidencial. 
Si el 16 de diciembre se registran en los estados Anzoátegui, Lara, Táchira y Zulia tendencias de votación similares a las de 2010, entonces estos parlamentos regionales serán, mayoritariamente, pro-oposición. En el caso de Anzoátegui y Zulia la Ley castigará al chavismo al reducirlo a tres legisladores, aunque proporcionalmente el chavismo se merezca más curules. 
Sin embargo, si la tendencia de votación es similar a la del 7 de octubre, los consejos legislativos de estos cuatro estados pasarán a tener una mayoría chavista evidente; minimizando la presencia de la oposición. EM

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: