ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

28% acudiría a votar en las primarias ¿Es suficiente?

28% acudiría a votar en las primarias ¿Es suficiente?

May 2, 2011

¿Acudirá usted a votar en las primarias de oposición? 28% de los venezolanos están convencidos -al día de hoy- de participar en las elecciones de base convocadas para el mes de febrero. Aunque la cifra puede parecer baja para los más entusiastas electores anti-chavistas en realidad sería todo un triunfo de movilización que la oposición logre convocar a más de cuatro millones y medio de votantes el próximo 12 de febrero. 
¿Por quién votarán los electores que acudan a las primarias? La respuesta no es sencilla. Los distintos estudios de opinión que se han difundido hasta la fecha -y los que no son del conocimiento de la opinión pública- sugieren que, al mes de abril, existen tres liderazgos muy claros como alternativa al presidente de la República: 1) Henrique Capriles Radonski, 2) Leopoldo López, 3) Pablo Pérez. Estos liderazgos crecen como alternativas presidenciales porque son los nombres de la oposición que generan mayor consenso entre antichavistas (duros y light), neutrales y chavistas light. 
Sin embargo, a las elecciones de base no necesariamente acudirán estos tres segmentos del electorado. La intención de voto que existe al día de hoy sugiere que en las primarias sólo participarán los electores más comprometidos con la oposición; es decir, aquellos que están dispuestos a votar por cualquiera que enfrente a Chávez como candidato de unidad. Sin embargo, puede ser un error de la dirigencia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) suponer que esta disposición de apoyar “al que sea, con tal de salir de Chávez” se traslade a los opositores light, neutrales y chavismo light. De ahí la importancia, no de seleccionar a un candidato, sino de escoger el nombre que sea capaz de generar mayor consenso entre los venezolanos. 
Si sólo acuden a votar los radicales de oposición, movilizados por las maquinarias de los partidos políticos, los liderazgos de Capriles, López y Pérez no son tan contundentes. Sin duda, el 12 de febrero es una fecha complicada para generar movilización espontánea. 
Puede ocurrir que el voto duro de oposición seleccione a un candidato presidencial al que le cueste conectar y ganarse el apoyo del sector de neutrales y además hacer dudar al chavismo light sobre su apoyo a la reelección de Chávez. 
La solución ideal a este dilema es plantear una segunda vuelta en caso que el candidato seleccionado no obtenga más de la mitad de los votos válidos. Sin embargo, no hay tiempo -ni dinero- para plantear esta alternativa. 
Por esta razón, la MUD debería considerar la posibilidad de realizar primarias con voto múltiple; es decir, evitar limitar la elección a una sola opción y permitir que los electores puedan sufragar por los aspirantes presidenciales que le generen mayor agrado. ¿Qué se gana empleando voto múltiple? Esta modalidad de sufragio permitirá a la oposición escoger al candidato presidencial que genera mayor acuerdo, evitar lanzar a la presidencia a un aspirantes elegido en primarias con menos del 50% de los votos válidos y tener un “plan B” en caso que el seleccionado no pueda culminar la carrera presidencial. 
Es el momento en que los venezolanos -y los dirigentes políticos- internalicen que las elecciones con mayoría simple -sin segunda vuelta- no ayudan para crear consenso y no funcionan en un país altamente polarizado. 
En mi blog: http://puzkas.blogspot.com hay un ejercicio -sin valor estadístico, ni representativo- que permite a los visitantes votar en un escenario de voto limitado (el tradicional que se usa en Venezuela) y en otro escenario emplear el voto múltiple. Como puede observarse en este ejemplo hipotético, la opción de voto múltiple permite conocer rápidamente quién debería ser el sustituto ideal del aspirante que concentra la mayoría de los sufragios en caso que este no pudiese ser inscrito. Incluso, si la opción de voto múltiple se limita a sólo tres opciones los resultados serían mucho más representativos de los liderazgos de consenso que tiene la oposición. 
No obstante, al analizar los escenarios del 12 de febrero no se puede desechar la posibilidad de que las primarias, a pesar de la fecha, sean un evento en que la movilización inducida (maquinarias de partidos) sea desplazada por la movilización espontánea. Si ese fuese el caso, la tesis que supone que el aspirante presidencial de la oposición saldrá de un bloque político específico podría no ser correcta, porque -en un escenario de movilización espontánea- probablemente los electores terminen sufragando por el nombre del líder y no por los colores del partido que lo apoyan. 
Sería ideal que los votantes que acudan a las primarias lo hagan con esta frase en mente: “votar sin (…) sin reflexión sólo porque es útil para alguien, o para algo, es una señal más de idiotez que de pensamiento crítico”. 

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: