ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

Oposición presentó 16 propuestas técnicas al CNE

Oposición presentó 16 propuestas técnicas al CNE

Oct 26, 2015

Los técnicos electorales de la oposición han realizado 16 peticiones técnicas a los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) para ampliar las garantías electorales de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. En este conjunto de exigencias, la principal petición se orienta a que se realice una auditoría de las incidencias de autenticación biométrica que se produzcan el día de la votación.

Hasta el viernes 23 de octubre el CNE ha respondido parcialmente a nueve de las 16 peticiones que se han realizado.

Las exigencias realizadas por la oposición pueden dividirse en dos grupos: Nueve peticiones realizadas el 22 de septiembre y siete peticiones adicionales presentadas el 6 de octubre después de que fuese realizada la auditoría de datos de los electores en las máquinas de votación (auditoría de huellas).

Las nueve peticiones iniciales de la oposición a los rectores del CNE pueden resumirse de la siguiente manera:

  1. Incorporar una nueva auditoría, posterior al proceso de votación porque “es necesario auditar el conjunto de marcas que se producen durante la Verificación Biométrica de la identidad de los electores, correspondiente a aquellas cuyas huellas dactilares que registran “no hacen match” con las registradas en el archivo de la Máquina de Votación, o que corresponden a electores que votaron y que no tenían huellas dactilares registradas previamente en el sistema”.
  2. Autorizara la presencia de, al menos, tres testigos en cada auditoría.
  3. “Garantizar que todas las herramientas a ser usadas durante las auditorías sean revisadas previamente, así como que se respete lo establecido en la Ley Orgánica de Procesos Electorales, en cuanto a que los testigos en las auditorías tienen el derecho de hacer constar en el acta respectiva las observaciones que consideren convenientes, siempre y cuando estén referidas al objeto de la auditoría realizada”.
  4. Autorizar Que el CNE permita la presencia de representantes de la oposición en la Sala de Soporte (CET de San Martín) el día de las elecciones.
  5. Implementación de medidas efectivas contra el acompañamiento profesional de electores a la máquina de votación y reforzar el adiestramiento tanto a los miembros de mesa como a los efectivos del Plan República y realizar una campaña institucional sobre el Secreto del Voto.
  6. Adoptar las medidas necesarias para garantizar que el cierre de mesas de votación ocurra a las seis de la tarde, como lo establece la Ley Orgánica del Poder Electoral, salvo en las excepciones que contempla la Ley.
  7. Garantizar que en el acta original y todas las copias del Acta de Escrutinio se imprima la hora de cierre de la Mesa
  8. Que los resultados del 6 de diciembre sean anunciados que a partir de las siete de la noche en la medida que se hagan irreversibles en cada circunscripción (voto nominal) y en cada estado (voto lista) e instalar monitores en los set de prensa en donde pueda verificarse el porcentaje de máquinas de votación que han transmitido resultados.
  9. Después de los comicios, la oposición aspira a recibir copia de la bitácora de transmisiones de las máquinas de votación al Centro de Totalización Nacional, una vez retirada la información de seguridad del sistema.

Después de presentar estas peticiones se realizó la auditoría de Datos de los Electores en las Máquinas de Votación (auditorías de Huellas Dactilares) entre el 28 de septiembre y 2 de octubre. Los resultados de esta auditoría provocaron que los técnicos de la oposición presentaran el 6 de octubre siete peticiones técnicas adicionales.

En la referida auditoría de Datos de los Electores en las Máquinas de Votación se concluyó que el número de ciudadanos con Huellas Dactilares con calidad suficiente para ser manejadas por el Sistema de Autenticación Integrado (SAI) es de 18.810.118 votantes (96,48%); mientras la cantidad de electores sin Huellas Dactilares digitalizadas es de 686.247 electores (3,52%).

Esto significa que la cantidad de electores sin huellas digitalizadas, o con huellas digitalizadas sin suficiente calidad para ser utilizados en el SAI, corresponde a la mitad de las identificadas para las elecciones presidenciales de 2012 y 2013 cuando se detectaron 7,8% de votantes sin huellas digitalizadas.

Las peticiones realizadas por la oposición el 6 de octubre al CNE pueden resumirse de la siguiente manera:

  1. Que el CNE entregue “la lista de los Hash correspondientes a los archivos de datos de cada una de las 40.601 máquinas de votación que se utilizarán el 6 de diciembre a los fines de realizar la verificación respectiva al momento de auditar la producción de estas máquinas”.
  2. El reporte detallado, a nivel de mesa de votación, de la cantidad de electores sin huellas dactilares. Con esta información se pretende determinar cuántos electores en forma consecutiva, por tipo de incidencia, podrán votar sin requerir la autorización del CNE, presidente de la Mesa o de la Centro Nacional de Soporte del CNE para desbloquear los equipos.
  3. Modificar los topes de bloqueo de las máquinas establecidos desde el año 2012 de la sigueinte manera: La cantidad de electores “sin huellas” que pueda acceder secuencialmente a votar no puede ser superior a 10% de los electores sin huellas de la máquina de votación  y para el caso de los no-match (o huellas dactilares en zonas gris de comprobación) se reduzca de 7 a 4 electores consecutivos”.
  4. Reiteración de la petición de realizar una auditoría de las incidencias de autenticación del 6 de diciembre.
  5. Entregar todas las estadísticas de incidencias de autenticación de electores ocurridas durante las elecciones regionales de 2012, las presidenciales del 14 de abril de 2013 y los comicios municipales del 8 de diciembre de 2013.
  6. Adoptar medidas para profundizar la depuración de los electores que existen en el RE sin huellas Dactilares asociadas.
  7. Una vez realizadas las elecciones parlamentarias de la Asamblea Nacional realizar una verificación exhaustiva a la Base de Datos del AFIS-CNE de “no duplicidad” de Huellas Dactilares y de verificación de que cada juego de Huellas esté relacionado a solo una cédula de identidad y que no exista en la base de datos juegos de  huellas no vinculadas a cédulas de identidad”.

El 13 de octubre la presidenta del CNE Tibisay Lucena informó que los rectores habían decidido ampliar las garantías electorales de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y por esta razón, además de exhortar a la firma de un acuerdo de aceptación de resultados, se decidió aceptar la petición de la auditoría de incidencias que había solicitado la oposición, entre otros elementos técnicos.

Sobre este anuncio, los técnicos electorales de la oposición han aclarado que –hasta el viernes 23 de octubre- se desconoce el protocolo de cómo se descargará la información de autenticación de votantes de las máquinas y cómo se procesará. La falta de acuerdo sobre estos puntos provocó que la oposición se retirara de las revisión de huellas posterior a la elección presidencial del año 2013.

El fin último de esta auditoría es saber no solo la cantidad de personas que votaron en más de una ocasión, sino también conocer la cantidad de electores que se autenticaron con huellas no autorizadas por el CNE (dedos medio, anular y meñique).

La nota completa con la información sobre las peticiones admitidas por el CNE puede consultarse en http://cne.gov.ve/web/sala_prensa/noticia_detallada.php?id=3386

Por otra parte, el CNE admitió “la solicitud relativa al rechazo a prácticas irregulares durante el voto acompañado”. No obstante, no han precisado aún como se instrumentará un mayor control sobre el acompañamiento profesional de votantes, una de las principales denuncias sobre intimidación electoral el día de las elecciones. Además los técnicos electorales de la oposición sostienen que “el CNE nunca ha querido investigar las denuncias” formuladas.

Adicionalmente Lucena explicó que entre las solicitudes aprobadas se encuentra la petición relativa al secreto del voto, de la que señaló que “no hay mayor garantía del secreto del voto que las auditorías que lo certifican y que, ahora, están siendo transmitidas para que cualquiera verifique la transparencia de este proceso”. Sin embargo, sobre este tema la petición específica se centraba en que el organismo comicial realizara una campaña institucional para reafirmar que el voto es decreto.

Entre los demás puntos técnicos admitidos por el CNE también se encuentran la impresión de la hora de cierre en el acta de escrutinio y en todas las copias que reciben los testigos de los partidos políticos lo cual ya se realiza; la entrega de la lista de los hash de los archivos de datos de cada máquina de votación; la ampliación de los representantes de las organizaciones con fines políticos que participan en las auditorías, así como la revisión de los instrumentos informáticos que se están utilizando en las certificaciones.

No obstante, del conjunto inicial de nueve peticiones el CNE aún no se pronuncia definitivamente sobre la exigencia de permitir que la oposición tenga presencia de Testigos en el Centro de Nacional de Soporte. Sobre este punto el CNE acordó solicitarle a la oposición que precise “el alcance de la actividad de ese Testigo”.

Finalmente, sobre las exigencias en el anuncio de resultado en la medida que en las circunscripciones se alcancen datos irreversibles y la colocación de monitores en la carpa de la prensa el 6 de diciembre para indicar el % de transmisión de datos desde las Mesas, se difirió el tema para el momento cuando el CNE considere la materia de la publicación de los resultados.

Sobre las otras siete peticiones técnicas, derivadas de la auditoría de huellas, el CNE aún no se pronuncia definitivamente.

Auditorías descartan que las máquinas sumen votos falsos

Aunque en las redes sociales se insisten en la posibilidad de que las máquinas de votación puedan sumar votos falsos cuando reciben paquetes de información en medio de la jornada de votación, los técnicos electorales que participan en las distintas auditorías al sistema desmienten esta posibilidad.

Con relación a la existencia de un sistema paralelo que permite conocer la totalización del voto en tiempo real los técnicos y auditores del sistema por parte de la oposición sostienen: “No hay manera de saber cuántos votos están depositados en las Máquinas de Votación hasta que las mismas cierran e imprimen las actas. Se puede estimar el resultado electoral mediante Exit Polls o, muy temprano después del cierre, mediante técnicas de conteo rápido. Hacer Exit Polls no es una actividad ilegítima y todos los bandos lo hacen (…) El Sistema electrónico de votación está todo el día fuera de línea y cada Máquina de Votación se conecta independientemente a la VPN (Red Privada Virtual) de CANTV después de que el acta es impresa”.

Adicionalmente el día de una votación los técnicos de la oposición comprueban que

todos los sistemas de recepción de datos y totalización son puestos en cero antes de recibir información. Por otra parte, se asegura que los datos “se transmiten de manera encriptada y segura, desde las máquinas de votación hasta los servidores de totalización, a través de un canal seguro de comunicación. Los servidores de totalización verifican los datos relacionados con la máquina de origen de la transmisión, la integridad de los datos transmitidos y la certificación de los mismos.

Es sólo cuando son certificados los votos recibidos que se incorporan automáticamente al sistema de totalización”.

Con relación a la posibilidad de cambiar los votos almacenados en una máquinas los auditores explican que esta no es posibilidad técnicamente factible, porque para modificar un solo voto sería necesario hacerlo en todas las partes del proceso en donde se almacena, a saber:

  1. El comprobante de voto impreso por la máquina.
  2. La copia de seguridad impresa de todos los votos almacenados en la máquina de votación.
  3. El voto almacenado en la memoria fija de la máquina.
  4. El voto almacenado en la memoria removible de la máquina.
  5. El voto reflejado en el acta de escrutinio.
  6. El voto electrónico transmitido al centro de totalización.
  7. El voto reflejado en el acta de escrutinio electrónica.
  8. Y el voto reflejado en el acta de totalización.

Por último, sobre la posibilidad de que la máquina pueda recibir de forma inalámbrica paquetes de información, los auditores del sistema indican que se ha verificado que “no existen puertos con interfases inalámbricas que se comuniquen con el exterior. Los puertos existentes son para comunicarse con la impresora, captahuellas, pantalla, botón de activación de máquina, etc. y el módem para la transmisión de resultados, que sólo puede activarse después del cierre de la mesa y de la impresión del acta”.

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: