ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

Objeciones a RE no representan un riesgo sustancial para el 7-O

Objeciones a RE no representan un riesgo sustancial para el 7-O

Aug 1, 2012

Haga clic para ampliar

¿El Registro Electoral (RE) que se utilizará el 7 de octubre presenta inconsistencias? Si. ¿Estas inconsistencias representan un riesgo para la elección presidencial? No. Esta es la principal conclusión de los técnicos del Comando Venezuela después de culminar el análisis del padrón de votación y recibir, de parte de la Comisión de Registro Civil y Electoral del CNE -el pasado 25 de julio- las respuestas a las objeciones planteadas en el último mes.
Aunque los técnicos electorales de la oposición admiten que el organismo comicial no ofreció las respuestas esperadas para algunos reclamos, sostienen que que las objeciones presentadas -que no fueron subsanadas- “no representan un riesgo sustancial” para el próximo evento comicial.
Entre los reclamos presentados por el Comando Venezuela -que el organismo comicial no ha resuelto- se encuentra el caso de los homónimos, es decir la persistencia dentro del RE de 18.411 cédulas de identidad asociadas 9.155 personas. No obstante sostienen que con la presencia de testigos “bien formados en las mesas” puede mitigar cualquier anomalía que exista en la base de datos de los electores.
Sin embargo, el CNE sí entregó -entre otros datos solicitados- los criterios para crear 1.378 nuevos centros de votación y eliminar 138 colegios electorales que funcionaron hasta 2010.

Avalan crecimiento del RE 
Al igual que se desprende del Análisis de consistencia demográfica del RE, realizado por la Universidad Católica Andrés Bello -como parte de su proyecto de observación electoral-, el informe elaborado por los técnicos electorales del Comando Venezuela indica que el crecimiento del padrón de votantes “está en línea con la evolución demográfica de la población” (ver infografía anexa)
Según los integrantes del equipo electoral del Comando Venezuela desde 2010 el RE creció en 7,6%, mientras que el incremento de la población mayor de 18 años se ubicó en 4,33%, lo que supone que la cobertura del padrón llegara a 96,7%. Esto significa que para los comicios parlamentarios 93,8% de los electores mayores de 18 años estaban habilitados como votantes, mientras para la elección presidencial del 7 de octubre 96,7% de los venezolanos mayores de 18 años están habilitados para sufragar.
Con relación a la cifra de 1.462.562 nuevos votantes para la elección presidencial, se indica que la cantidad de nuevos inscritos “esta ajustado al crecimiento de la población y distribuido espacialmente según se esperaría de acuerdo a las proyecciones de ?demográficas” (ver infografía anexa)

El problema de los fallecidos 
En los dos últimos años el CNE excluyó -previa presentación del acta de defunción- a 135.394 electorales, lo que a juicio de los técnicos del Comando Venezuela, evidencia que existe un rezago importante en el retiro de fallecidos del padrón, que están “distribuidos homogéneamente entre los centros de votación del país”.
Aclaran que el proceso mediante el cual se desincorporan los fallecidos del RE origina “un retardo importante en su actualización. Hay una notable diferencia entre el número de fallecidos mayores de 18 años y la cantidad de personas retiradas” del padrón de votación.
La evidencia más notable del retardo denunciado por los técnicos electorales de la oposición es que los mayores de 65 años representan 11.2% del RE, pero de acuerdo al INE constituyen solo 8.8% de la población mayor de 18 años.
¿Los fallecidos representan un peligro para la elección presidencial? Los técnicos electorales sostienen que los inscritos que son mayores de 65 años están distribuidos “en centros de votación de todo tipo, pero su concentración es mayor en los centros donde la Unidad tiene presencia efectiva”; además aclaran que las personas de edad avanzada “son evidentes en los cuadernos de votación ya que tienden a estar en las primeras páginas de cada cuaderno, esta realidad representa un riesgo similar de usurpación del voto que el de cualquier abstencionista”.
Aseguran que el riesgo se elimina “con testigos vigilantes que impidan que delincuentes electorales emitan votos por las personas que no asistan al centro el día de las elecciones.”

Reubicaciones legales 
En una auditoría telefónica aleatoria -realizada por el Comando Venezuela- se estableció que 98% de las reubicaciones fueron solicitadas por el votante o sugeridas por el CNE y aceptadas por el elector.
Esta auditoría telefónica consistió en 70 mil llamadas a votantes de todo el país y reubicados a partir del 26 de septiembre de 2010.
Por otra parte, el estudio del padrón indica que 83% de los electores habilitados para votar el 7 de octubre no cambiaron de centro de votación, mientras que 9% corresponde a electores que podrán votar en un colegio distinto al que tenían asignado en 2010.
Al analizar los cambios de centros de votación se concluye que del total de 1.688.347 reuicaciones registradas para el 7 de octubre, 608.496 (36%) ocurrieron en centro de votación de una misma parroquia, mientras 233.064 (13,8%) reubicaciones se produjeron entre parroquias de un municipio y 320.498 (18.99%) cambiaron de centro de votación entre municipios de un mismo estado (ver infografía anexa)
Para los técnicos del Comando Venezuela los errores en los cambios de centro de votación no evidecian sesgo político, porque afectan por igual a los votantes de la oposición o a los del chavismo.

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: