ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

“No se desmoralice la oposición”

“No se desmoralice la oposición”

Sep 14, 2012

El principal logro de la campaña por la reelección del presidente Hugo Chávez tanto nacional como internacionalmente- es lograr haber generado una percepción de triunfo que logra deprimir a la base de votación de Henrique Capriles Radonski.

No obstante, los distintos estudios de opinión pública tracking telefónicos al margen- sugieren que a cuatro semanas de la elección los dos bloques políticos que se presentan (oposición y chavismo) son muy similares en cuanto a su tamaño y oportunidades de triunfo el 7 de octubre. No pareciera ser éste el escenario electoral de 2006 cuando Chávez ganó por una brecha de 25 puntos porcentuales. Obviando la pregunta asociada a la carrera de caballos intención de voto- la mayoría de las encuestas sugieren que nos encontramos en un contexto país muy similar al del referendo constitucional del año 2007, cuando el jefe del Estado fue derrotado por una brecha de 1,41 puntos porcentuales.

Si además observamos los resultados de los últimos seis procesos electorales, en los cuales el chavismo perdió intención de voto en zonas históricamente progobierno, mientras la oposición ha experimentado un crecimiento lento, pero sostenido, resulta muy complejo suponer que uno de los dos bloques políticos en los que se divide el país puede aventajar abiertamente al otro, especialmente cuando no han ocurrido eventos políticos que puedan modificar sustancialmente las preferencias políticas de los venezolanos (el impacto del incendio en la refinería de Amuay, el tema de la vialidad o el colapso de las cárceles aún no se mide en las encuestas).

Cuando se trata de analizar encuestas cuatro elementos son importantes: 1) Tipo de pregunta y opciones de respuesta. 2) Cantidad de personas que dicen votar pero no manifiesta su preferencia. 3) Diseño muestral. 4) Cómo responden los indecisos las preguntas distintas a la intención de voto.

Las encuestadoras que registran empate técnico (como Consultores 21) apenas registran 5% de personas que dicen votar, pero no aclaran por quién lo harán, mientras que los estudios en los que exista una brecha muy favorable para el presidente Chávez, la cantidad de indecisos es considerablemente superior al resto de encuestadoras. Este es el caso del IVAD, que otorga una ventaja de 18 puntos porcentuales a Chávez, pero registra en su pregunta de intención de voto hasta 16% de electores que no manifiestan preferencia.

¿Cómo pueden existir un número tan alto de indecisos en Venezuela? La explicación a esta interrogante puede encontrarse en un estudio encargado por el Centro Gumilla durante el año 2011 entre electores de los estratos D y E de la población (las clases sociales más empobrecidas del país en las cuales se concentran 80% de los ciudadanos).
La encuesta de este estudio diseñado por el Centro Gumilla fue realizada por la empresa Delphos. En sus resultados se refleja que 42% de los ciudadanos tiene temor a hablar de sus preferencias políticas a causa de las represalias que podría ocasionarle emitir opiniones políticamente incorrectas.

Los índices de participación registrados desde 2006 y los estudios de opinión pública más recientes sugieren que la elección del 7 de octubre será un evento electoral al que podría acudir 75% del electorado, con los candidatos Hugo Chávez y Henrique Capriles Radonski distribuyéndose de una forma muy similar las preferencias de los ciudadanos.
No obstante la estrategia de victoria de Chávez y del chavismo- para la elección del 7 de octubre parece estar sustentada en hacer creer a sus adversarios que es invencible, si finalmente logra posicionar esta percepción entre los votantes podría generar abstención en el opositor light e independiente pro-oposición y evitar que los empleados públicos y ciudadanos que dependen directamente del Estado puedan vencer el temor que supone creer que el voto no es secreto (técnicamente se ha comprobado desde 2006 que es imposible conocer por quién votan los electores).

“No se desmoralicen señores de la oposición”. El presidente de la República repitió varias veces esta frase durante su rueda de prensa del martes en la que divulgó los tracking telefónicos de Datanálisis- lo que ratifica que en las próximas tres semanas, además de incrementar el costo de votar por Capriles Radonski por la amenaza de caos, intentará desmovilizar a sus adversarios políticos haciéndoles creer que todo está definido.

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: