ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

La solución a las miserias de la oposición

La solución a las miserias de la oposición

Oct 15, 2009


El resultado de la elección para escoger a los integrantes de la Asamblea Nacional marcará -definitivamente- al país. Si el presidente Hugo Chávez mantiene la mayoría en el Parlamento continuará el proceso de aprobación de leyes revolucionarias y se acentuará la práctica de reconocer a las personas como ciudadanos con derechos sólo cuando se pronuncian positivamente sobre la revolución bolivariana.
Seamos sinceros, al día de hoy lo más probable es que la oposición se presente en dos grandes bloques a la elección de la próxima Asamblea Nacional. Según la última encuesta de Datanálisis -si las elecciones fueran el próximo domingo- 33% de los electores votaría por los candidatos que avale el Presidente, 23% apoyaría a los candidatos de oposición y 23% se decantaría por dar su voto a los nuevos liderazgos. Cualquier lector diría que al sumar el apoyo de los independientes al voto opositor el chavismo queda en minoría; una verdad muy relativa porque la nueva Ley Electoral -aprobada por el Psuv y el Partido Comunista- está concebida para beneficiar al bloque que obtenga la mayor votación para sobre representarlo en la Asamblea Nacional. El 33% de apoyo al chavismo -al ser el bloque mayoritario- le daría derecho a capitalizar, aproximadamente, 85% de las curules de la próxima Asamblea Nacional.
Con estos números -y las reuniones celebradas hasta la fecha- está cantado que AD, Copei, PJ y UNT se presentarán en bloque a la elección, mientras los que reclaman un nuevo liderazgo -con Leopoldo López a la cabeza- se presentarán en otro bloque en donde se aglutinará a Redes Populares con todos los partidos medianos y pequeños que no entraron en el acuerdo de los grandes. Como esta situación no va a cambiar, le propongo a cada bloque (partidos y teóricos nuevos líderes) que se dediquen a escoger -con el método que crean conveniente- a sus candidatos, tanto nominales como integrantes para las listas paritarias. Es decir, que se dejen de estar asistiendo a reuniones intrascendentes que no conducen a soluciones y comiencen a patear calle y a elaborar su propuesta legislativa de campaña.


Ahora viene lo difícil. Cada bloque debe acordar someter sus candidatos al escrutinio de los ciudadanos. Propongo que se acuerde celebrar primarias cuatro meses antes de la elección. En estas primarias se medirán los candidatos de los partidos tradicionales con los que presente el nuevo liderazgo. La única forma en que se eludan las primarias en algunos circuitos pasa porque exista un liderazgo ampliamente reconocido por los dos grupos en una jurisdicción específica. Si cuatro meses antes de la elección no hay acuerdos entre los bloques se deben someter a la primaria, en la que podrán participar todos los electores inscritos en el Registro Electoral hasta un mes ante de la consulta popular.

Ahora viene lo interesante. Ambos bloques se comprometen a respetar el resultado de las primarias y a postular al candidato ganador. Es decir, si Eugenio G. Martínez gana la primara en el circuito X -aclaro, no me estoy postulando- PJ, UNT, AD y Copei se comprometen a postularme con sus tarjetas, evidentemente el nuevo liderazgo hará lo propio, no con una tarjeta única, sino con una tarjeta que llamaremos alternativa. De esta forma se cumple con el requisito del sistema mayoritario de presentar bloques de candidatos.
Adicionalmente los resultados de la elección parlamentaria servirán para aclarar si los electores en realidad prefieren apoyar a los candidatos a través de los partidos tradicionales, o si prefieren dar su apoyo usando la tarjeta alternativa. Como es lógico, el candidato ganador se compromete a respetar a la tarjeta que más voto le proporcionó para llegar a la asamblea; así de simple.

Los que deseen plegarse a esta iniciativa pueden unirse al grupo de Facebook “Los que quieren que la oposición presente candidatos únicos”
468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: