ANÁLISIS POLÍTICO ELECTORAL

CNE invirtió Bs. 244 millones en plataforma de captahuellas

CNE invirtió Bs. 244 millones en plataforma de captahuellas

May 3, 2013

Para garantizar el principio “un elector, un voto”, el Consejo Nacional Electoral (CNE) invirtió en el año 2011 -y primer trimestre de 2012- 244.920.000 millones de bolívares. 

Aunque en la práctica el Sistema de Autenticación Integrado (SAI) solo puede evitar que un elector vote dos veces en una misma mesa, pero no puede -por disposición legal- impedir que voten personas que no tengan sus huellas registrada o personas cuya huellas no sea reconocidas por la captahuella (no match), su utilidad radica en almacenar las huellas de todas las personas que acudieron a sufragar tantas veces como lo hayan hecho. 

Cadena omitió el SAI

No obstante, aunque el reporte del SAI y la auditoría de no-duplicidad de huellas figura entre las garantías electorales de la elección presidencial del 14 de abril, estos elementos no fueron mencionados por la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena, en su alocución del sábado 27 de abril.

Al referirse a las nuevas garantías electorales que se aprobaron por solicitud de la oposición Lucena explicó: “En el lapso previo a la elección, el equipo del ciudadano Capriles solicitó otras garantías (…) que el Poder Electoral aprobó luego de constatar que se trataban de solicitudes razonables y dentro del marco de la ley”.

Acto seguido la presidenta del CNE refirió tres nuevas garantías: “Solicitaron la incorporación de un testigo por candidato en la sala de transmisión del Sistema de Información al Elector (SIE). Se aprobó. Solicitaron la inclusión de un testigo en la sala de contingencia de miembros de mesa. Se aprobó. Solicitaron una nueva auditoría a la memoria removible con datos de las máquinas de votación. Se aprobó”.

Sin embargo, Lucena no mencionó dos elementos básicos que también forman parte de las garantías electorales: la generación del reporte estadístico del SAI y el reporte de no duplicidad del voto. 

Estos dos elementos contribuirían a precisar si son ciertas o no las denuncias de voto doble y de usurpación de identidad de electores fallecidos presentadas por la oposición.

Como puede observarse en la captura de pantalla anexa, el 20 de marzo de 2013, el CNE incluyó el reporte de huellas y la no-duplicidad como parte de las garantías electorales. 

No obstante, hasta el día de hoy el organismo comicial no ha precisado el momento en que se entregará el reporte del SAI, ni el momento en que será ejecutada la auditoría de no-duplicidad de huellas.

Consultados sobre este elementos, técnicos de la Junta Nacional Electoral del CNE -no autorizados a declarar públicamente- explican que la auditoría de no duplicidad y los reportes del SAI “continúan en el cronograma de trabajo del organismo (…) Esa auditoría se realizará luego de replegar toda la información de las 39.018 máquinas desplegadas para la elección presidencial sobrevenida del 14 de abril”.

El costo de la no-duplicidad

Para poder usar un dispositivo de autenticación biométrica en cada mesa, los rectores del Poder Electoral solicitaron a la Asamblea Nacional -a mediados del año 2011- un crédito adicional para la “Optimización de la Plataforma Tecnológica Electoral”. 

Según el desagregado del crédito adicional Bs. 126.420.000 se destinarían a la adquisición de 42 mil equipos de identificación biométrica y Bs. 14 millones para ser invertidos en la reingeniería tecnológica del Centro Nacional de Totalización. 

Adicionalmente se invirtieron Bs. 64.500.000 en la actualización del sistema biométrico y plataforma tecnológica (migración del AFIS) y Bs. 40 millones en la creación de un Data Center (Centro de Procesamiento de Datos del SAI).

Huellas mesa por mesa

El 7 de octubre 1.513.164 electores no tenían huella registrada (ver infografía anexa). De estos 456.290 eran electores incorporados al RE después de 2010, lo que en teoría garantizaba que sus huellas estuviesen en las bases de datos del Estado.

Según la JNE, el 7-O votaron 1.038.164 electores sin huella. Estos datos -inusuales para algunos técnicos- provocaron que la oposición exig

iera pos 14A el estatus de autenticación de electores por mesa desglosada por coincidencias (match), no coincidencia (no match) y votante sin huellas registradas. No obstante, el CNE aún no responde esta solicitud.

La solicitud de auditoría de la oposición se basó en los artículos 2, 3, 4 y el numeral 33 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales. No obstante, la presidenta del CNE argumentó: “es imposible aprobar la solicitud en los términos planteados, ya que no están previstos en el ordenamiento jurídico”.

Exigencias y respuestas

• Oposición exigió el estatus de la Autenticación del Elector en la captahuella por mesa. CNE aún no lo entrega.

• Oposición exigió realizar la auditoría de no-duplicidad de las huellas dactilares. CNE aún no se pronuncia.

• Oposición exigió la lista de las máquinas que fallaron. CNE aún no se pronuncia.

• Oposición exigió listado de las mesas en las que fue realizada la verificación ciudadana. CNE aún no se pronuncia.

• Oposición pidió acceso al acta de escrutinio, caja de comprobantes y cuadernos de cada mesa. CNE aceptó parcialmente al ampliar verificación fase II.

• Oposición exigió las bitácoras (logs) entre máquinas y servidores de totalización y entre el SAI y los servidores. CNE aún no se pronuncia. 

468 ad
Loading Facebook Comments ...

¿Usted qué piensa?

%d bloggers like this: